domingo, 6 de enero de 2008

Carta de Beatriz Enriquez a Cristobal colon, 11avo capitulo

Querido Cristóbal:

Me siento muy contenta y feliz al leer tus cartas, yo también me siento unida a ti con lazos fuertes e insondables, te amo y admiro demasiado y dentro de ésta admiración se van tejiendo pasiones y confluyendo muchos sentimientos, como cuando uno se extasía en un laberinto repleto de lienzos fantásticos, no sé el origen de tanto entusiasmo ni sé donde culminará, tal vez te quiera tanto por quedar huérfana desde muy niña, aún si esto fuera cierto, has llenado de sobremanera ese vacío.
Esa fuerza misteriosa que mencionas penetra también en mí y a veces se confunde con mi alma misma, avasalla cualquier plan o idea preconcebida, rompe mis esquemas y hace que me sienta muy dichosa, hace que me aisle de todo y conforme un universo solo contigo, te amo , estoy alegre por tenerte cerca escuchando tus planes y proyectos, pero a la vez también siento un temor, una turbación por lo que nos tenga deparado el destino, "el destino", ese que nos hace vivir de placeres e infortunios, como halo encriptado que nos lleva de aqui para allá. este miedo es por tu viaje ( puesto que la respuesta de los reyes la tengo por descontada, sé que te ayudaran en tu travesía) siento temor por tus ideales y por los míos, por la distancia, por desde ahora descubrir nuevos sentimientos u otras percepciones, por que el hecho mismo de enamorarse de esta manera hace que nuestra caída o nuestro fracaso sea mas espantoso aun, amar de esta manera, tan vehemente y tan desmesurada hace que en esta vida (en la cual no solamente creo, pues pienso firmemente que existen otras vidas) amemos intensamente lo demás, por que el amor es tan poderoso que cubre con un manto toda nuestra existencia y se hace fuerte cada vez más, y pronto quiere amar todos nuestros deseos e ilusiones, pero a su vez ya no solo quiere habitar en nuestro corazón, quiere irse hacia otros caminos pues quiere profundizar y escrutar en todo nuestro ser, se convierte en egoísta (pero que bien que nos hace sentir), nos hace plenos, pero paralelamente nuestro mundo de ensueño y fantasía comienza a tambalear pues es mucho el peso que hay que soportar, nuestras columnas no son tan fuertes y a menudo desfallecemos, pero han habido hombres que conviven plenamente con el amor, una armonía demasiada utópica, mis deseos hoy las hago descansar en mí y espero que me acompañe hasta el confín, celebraré si también allí tuvieras la fortaleza para amarme y respetarme pero sobre todo para seguir haciéndolo, seguir con el amor palpable y concreto que describes en tu bella misiva, yo haré lo mío y espero que el amor nos sobreviva.
no espero nada a cambio, no puedo pensar ni pedir por ti, por que eso solo te corresponde a ti. Aun así, pase lo que pase te esperaré siempre, como esa mujer que murió de ilusión en aquel muelle esperando a su amado.

te amo
Beatriz, tu dulce niña.
Córdoba, 1487

4 comentarios:

Nel.la dijo...

No sé donde leí: "Amar es nada, ser amado es algo, amar y ser amado en TODO" y me gustó, porque es tan bello ese sentimiento del amor, y más cuando es recíporco. De todas maneras, yo creo que amar, aunque no sea recíproco, también es algo bueno, porque nos hace ser mejores, superarnos día a día, y llenarnos de ilusión. La mayoría de amores que he tenido han sido así: en silencio y no correspondidos, platónicos, pero el amor es algo mágico que siempre nos ayuda a mejorar...

Es bonito eso de esperar a que tu amor regrese cuando zarpa en busca de sus sueños y sus ideas, algo inevitable al fin y al cabo, y a la vez triste, como en la canción de Mecano "Naturaleza muerta", o la de "La loca del muelle de San Blas" de Maná...
Sigue escribiendo y haciéndonos llegar a todos tus bellas palabras, sentimientos y pensamientos, haciendo día a día de este mundo un lugar mejor...
Un beso enorme, nos vemos.

NIKE dijo...

hola nel.la!
amar y ser amado en todo es todo, el amor es inmenso y no es exclusivo de una persona o de un objeto, es muy inmenso y omnipotente.tienes razón nos hace ser mejores cada día...que mejor.
gracias por lo último
en todo caso habrá que agradecernos todos no?
un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola (:

Es extraño, no me conoces de nada pero parece que me conocías... Me llamo Beatriz y he encontrado tu blog por casualidad (aunque es una contradicción porque yo no creo en las casualidades...). No puedo decirte mucho mas porque me he quedado anonadada a consecuencia de lo que acabo de leer... me resulta todo tan familiar, me trae tantos recuerdos... es hermoso lo que escribes, profundo...

Seré una nueva lectora, Beatriz (:
Hasta pronto.

NIKE dijo...

Hola beatriz!!
gracias en principio por tus palabras y me alegra mucho que te haya gustado, yo tampoco creo en las casualidades, creo que hay algunas fuerzas que acercan a unos y otros, y quizá si, quizá si nos conoscamos.
¿quién sabe?
¿quién lo puede saber?

un abrazote, cuidate mucho.