martes, 12 de agosto de 2008

La India cap. 24

"Tierra , tantas veces soñada y utópica , ahora estas al frente mio y no sé que hacer ni que decir, me siento como un tímido adolescente ante su primera declaración de amor, inmerso entre balbuceos y tremores corporales; Muchas veces escuché mitos y leyendas incomprendidas acerca de tu existencia, "no hay nada al otro lado del océano" repetían por generaciones casi todos los hombres de los pueblos, adormitados casi siempre por poderes imperantes y mediáticos;
más la verdad no se amilana del todo, no sucumbe y viaja como un fantasma recorriendo refugios alternos llevando mensajes a la comisura de los túneles, al lúmen del exilio, a esos lugares donde desembocan y confluyen las miserias, a esas ciudadelas de ciegos que construyen teorías y visiones ulteriores que luego como sucede casi siempre les dan la razón; tardíamente lo reconocemos, y es que por más aplastante que sea el peso y la dimensión de las falacias ( así sea por millones de años establecida) basta solo un hecho nimio y frágil pero real y honesto para torcer el bastión de la falsedad (como sucede tal vez con algunas casas en que solo un golpe en el lugar indicado basta para derribarla).
Una historia real que se esconde en lo recóndito del mundo y que para hurgar en ella hay que buscar y penetrar , las verdades fundamentales no la encontramos en un libro ni en grandes bibliotecas , yace en las tradiciones de hombres casi siempre aventureros y desarraigados ( grandes rebeldes), en mujeres desprendidas y fuertes , en mitos y símbolos, estampas y bordados, duerme dentro del caos del alma o en fantasías de médicos que por descubrir una cura se desangran y mueren en el intento"

2 comentarios:

Nel.la dijo...

Hola, nike!
Siento mi ausencia, pero estoy con el tiempo un poco justo, así y todo siempre te tengo presente, y estaba esperando un hueco para poder leerte con tranquilidad...
porque siempre esconden tus escritos esas verdades del alma humana, esa lucha por alcanzar los sueños, esa fortaleza para no rendirse...
...y me encanta deleitarme en ellos, en ese arte que tienes, en esa comprensión del mundo.

Es cierto cómo las personas se agarran a las antiguas ideas, cómo se acogen a esas leyes preestablecidas, aunque sean falsas, aunque no tengan más fundamento que la superstición... y luego un acontecimiento aplasta todas esas ideas y las convierte en falsas, abriendo todo un mundo de nuevas posibilidades... como ocurre continuamente con la ciencia.

Yo me alegro de ser una de esas personas desarraigadas. No busco descubrimientos científicos, pero sí que busco ahondar en el alma humana, en los misterios de la naturaleza, Dios y el hombre... a través del arte, como tú haces.

Mil gracias por tu comentario, me ha alegrado muchísimo.
Un abrazo fuertísimo.

Carmen dijo...

Por fin vuelvo de vacaciones y te encuentro buscando la verdad en el lugar exacto. "En las tradiciones de hombres rebeldes, en mujeres desprendidas y fuertes, en mitos...,en el caos del alma"
Caliente, caliente. Que te quemas.