miércoles, 15 de octubre de 2008

en busca de Quinsay Cap. 28

"Seguimos escrutando el horizonte en busca de la gran ciudad de Quinsay, aquel pueblo misterioso que describe Marco Polo en su vasto peregrinaje por estas tierras; Presiento a cada momento que estamos tan cerca y a la vez tan lejos, como cuando tratamos de explicar una y mil veces nuestro llanto a un hermano o a alguien que queremos mucho, ¡.. cuanta distancia hay en el mundo!,¡cuanto desasosiego!, ¡cuanto dolor!, ¡cuanta fortuna!, navegamos tumbos de un lugar a otro y no hay rastros del oro ni del gran khan con sus ciudadelas doradas, solo lugares hermosos e inimaginables, aves que entonan las melodías mas dulces del mundo y grillos que murmuran por las noches incansables, paisajes indomables...naturaleza perfecta, morada de dioses existidos y eternos, como el juego del olimpo en las letras del infatigable homero, el ciego,el que no ve,el que con visiones imperfectas no necesita de la razón para mostrarnos la verdad, la única verdad existente, la honestidad de aquel francés que dice que nada se ve con los ojos si no con el corazón, entonces me siento empequeñecido, enjuto, admirando la proeza de una creación, de unos hombres y también de vos, también de vos que le hablas al viento (como yo dialogo con martín o como muchas familias conversan en el desayuno) así de concreto, así de palpable, así también poco a poco nos alejamos de nuestra "realidad" esa realidad muchas veces miserable y cruel, cruel como las bromas de algunos niños y adolescentes que sin pensarlo pueden estar destruyendo una vida o un futuro promisorio, llenarlos de complejos y traumas como el grito de voces inocentes reclamando "por que ustedes mataron a Jesús", los niños son crueles si, en algunas ocasiones, pero también encierran la mayor magia que alguien se pueda imaginar, la pulcritud, la inocencia y la libertad del ser humano, ese arte innegable.....cuando pasa el tiempo nos vamos alejando más de ellos y quizá de nosotros mismos, nos vamos aislando sumergiendonos cada vez más en remolinos centrípetos y lo único que queremos es desaparecer, como aquel autista que programó una muerte virtual en aras de una salvación real, dándonos una lección plena y un ejemplo de vida o como aquel guardacosta que se fractura los hombros por salvar a más gente de una muerte casi inminente, así somos, así me encuentran... batallando....batallando"

3 comentarios:

Karol_a dijo...

Hola NIke, estuve algo perdida, ya de vuelta a leerte.
Bendita niñez, tiempo precioso que dura poco, luego cuando se va, nos encontramos batallando, como bien dices, muy bueno tu escrito y muy profundo, siempre me haces pensar.
Un beso, cuida de ti, espero que estés bien.

Nel.la dijo...

Los paisajes de naturaleza indómita... Yo voy a una academia a pintar, y siempre elijo fotografías de animales, de la naturaleza, llenas de verde y vida, imágenes asombrosas, espectaculares, de paisajes extraños y animales llenos de vida y de expresión... cuadros que no se ven en las ciudades. Mi madre siempre me pregunta porqué no pinto algún bodegón, o personas, o ramos de flores, o algún paisaje de los "típicos"... y esa es la razón: necesito aire fresco, y me imagino cómo debe ser perderse por un paisaje así...
Eso sí, espero que no estuvieran tan encabezonados con lo del oro que no se detuvieran ni unos instantes a admirar el paisaje. Es una bonita metáfora: no debemos olvidar nuestras metas, pero hasta que las alcanzamos, podemos (y creo que deberíamos) disfrutar del proceso.

Los niños... tan inocentes y a veces tan crueles. ¿Sabes? yo creo que los niños siempre son inocentes, y cuando reflejan crueldad en realidad reflejan lo que ven en la sociedad, al fin y al cabo los niños imitan el comportamiento de los adultos, o lo que ven en la tele... Quizá si yo hubiese nacido en otra familia sería ahora una gran escritora, o estaría dando conciertos y componiendo canciones por el mundo... pero "lo que podría haber sido" es algo que nunca ha ocurrido ni ocurrirá, así que lo mejor es dar las gracias por lo que tenemos hoy y por lo que somos, ¿quién sabe? igual me habría convertido en una persona engreída, fría y distante... jaja, sólo de pensarlo me caigo mal a mí misma.

Sí... a veces la realidad puede ser cruel, mucho. Pero siempre hay cosas de las que disfrutar, chistes que reír... Y creo que esas vivencias crueles hacen que lo bueno brille todavía más.

Un abrazo enorme, nike. Me encanta leerte.
Me habría pasado antes, pero no me he dado cuenta hasta ahora de que habías publicado...
Chao!

NIKE dijo...

hola karol_a!!
la niñez no se va, permanece, el modo que la hagamos manisfestar es lo importante, normalmente la olvidamos, podemos reafirmarlo no?
gracias por estar de vuelta je je
un saludote!!

hola nel.la!!

hay una gran verdad en lo que dices, los niños imitan a los adultos,y creo que el adulto se puede reingeniar, roguemos por enseñarle buenas cosas a los niños y a los adultos.

gracias por pasarte por aqui un abrazo!!