lunes, 13 de abril de 2009

CAP. IV

¿Por qué tuve que asesinar a la mujer que más amaba?,a la persona que entendía y comprendía aquel espacio como yo, aquella playa donde pusimos nuestros pies o esa ciudadela atrás del océano, esa isla suspendida donde revoloteaban nuestras almas y los contentos de un corazón se fundían en un solo abrazo y en medio de tamañas estructuras tú, sobre todo tú, ¡María! que ensombrecías hasta a la diosa más bella y al unicornio más perfecto; que desolado me siento...y estos cretinos aquí espiándome, que absurdo, tenga, tenga usted Juan Pablo todo lo que pidió me dicen, casi puedo respirar sus verdaderos pensamientos "pinta todo lo que quieras maldito asesino tarde o temprano caerás" quise correr en ese mismo instante lleno de pavor, pero como huyes de alguien que se para delante de ti y te dice cosas mas o menos amables? amabilidad que escacea casi siempre por aquí.... en este lugar en que todos parecemos olvidados.

4 comentarios:

Carmen dijo...

Hola Nike
He estado de vacaciones y sin conexión a internet. Cuando regreso te encuentro con cuatro capitulos nada menos. Me los he bebido de un trago. Me gusta ese personaje que se justifica continuamente, que mira otra realidad, que brujulea sin tomar tierra. Está en un psiquiatrico ¿verdad? Creo que has hecho bien en centrarlo pronto, si no nos perderíamos y la historia no nos engancharía tanto. Por lo menos a mí. Estupendo.

Agua dijo...

Genial, como siempre.
Como ya te dije una vez, siempre es un placer leerte.
Espero que no te hayas olvidado de mí :P

Karol_a dijo...

La historia va tomando forma y te situa en un campo de imágenes, y va enganchando.
Me gusta leerte ya lo sabes amigo, no estoy estos dias por la labor del blog, pero siempre camino despacito hacia tu casa. Un beso.

Nel.la dijo...

No me había dado cuenta de que habías actualizado... pero acá estoy... últimamente ando un poco perdida en cuanto al ordenador: un día me paso el día ante la pantalla, y luego me estoy una semana sin entrar... pero es lo que hay: primero la vida real, que la cibernética puede esperar...

Esto ya empieza a tomar consistencia, porque confieso que en el anterior capítulo iba un poco perdida.
Así que el protagonista es un asesino que está metido en un psiquiátrico... puede ser una gran historia.
Tengo ganas de más...

Un abrazo!!