viernes, 24 de abril de 2009

cap. V

...y digo "parecemos" por no señalar la triste realidad, o ¿estaré equivocado? ¿ quién visita hoy un Manicomio?.
La mayoría de mis "compañeros" son gente que vagabundeaba por las calles algunos llegaron aquí a la fuerza otros fueron abandonados en la puerta por sus ex familias, cuando lucy me contó esto último no lo pude creer "si, como cuando te dejan perritos recién nacidos en una caja maltrecha en la puerta de tu casa" ahora recuerdo las noticias de madres que hacen esto mismo ,¿quienes están locos entonces?; Hay cosas que me imagino no me las cuenta pero lo sé por que en las noches escucho pasos y forcejeos llevándose a alguien hacia otro sitio; ya más adelante les contaré sobre eso, la gente de aquí es inofensiva, cuando uno esta "afuera" a veces les tenemos cierto temor (recuerdo que los médicos aconsejan a sus practicantes "nunca darles la mano") hoy que me toca convivir con ellos les digo que he hecho muchos amigos incluso más honestos e incomparables que los que he encontrado entre los "cuerdos", a algunos no les gusta que se les llame locos otros ni se inmutan siquiera, Manuel es por ejemplo como un chiquillo, tiene el cuerpo de hombre pero el rostro de un niño, un niño dulce por cierto siempre pide agua y pan y corretea por el patio o los pasillos creyendo que todos somos sus padres, es el más activo de todos y de alguna manera proporciona esa luz infante que tanta falta nos hace por acá....
continuará

2 comentarios:

Karol_a dijo...

Hola Nike, lamento que no hayas tenido noticias mías, estuve algo perdida, estuve leyéndote y sin palabras para comentar, tu escrito me sumerge en algún lugar donde las luces entran por alguna rendija de algunos barrotes, supongo que así y muy bien descrito es un manicomio.
Un relato de calidad que obra reacciones en el léctor.
Un beso amigo.

Carmen dijo...

Continuo aquí, Nike.
Me gusta y me interesa tu texto. Sabes crear espactativas sin ser demasiado obvio.
Me gusta la mente de un loco, suelen ser los más cuerdos.
Un beso