martes, 16 de junio de 2009

Cap X


.......................el tiempo pasa indiferente a las voces y réplicas que suelen gestarse en este tipo de discusiones, son estas cosas, estos diálogos instantáneos que a la larga permanecen fiel en el recuerdo de uno ( cuando nos sentamos en aquel parque con la persona que mas amamos o cuando solemos arrancar algunas gramillas de un campo,cuando le pasamos la mano sobre sus cabellos o cuando reimos juntos en las esquinas con amigos de la secundaria)
Añoro la inmensa cama verde cuando mirábamos al cielo y su transfinito, cuando le hablaba a María de aquellos personajes heroicos como el gran Eneas o cuando se me caía el alma hablando de Hanibal, el inmenso Hanibal; cuando vos me preguntabas por las luchas intelectuales de Jung o Leauront o cuando en silencio mirabas a la nada,venían también a nuestros labios partituras de Mahler o la dodecafonía de Shoenberg.. que felicidad encuentra uno en algunas discusiones o en desperfectos puntos de vista, que sabiduría existe allí mismo; Ahora sentado aquí intentando desaparecer no dejo de seguir admirando estas personas que quizá en medio de su locura o ex locura no dejan de evocar verdades de antaño, luces que nos enseñaron nuestros abuelos y que no están tan escondidas.
si el hecho de estar loco significa seguir discutiendo estos temas pues quisiera quedarme aquí un tiempo más......al menos por ahora.

3 comentarios:

Karol_a dijo...

Bueno supongo que es bueno para un loco seguir con las cosas normales, ¡como si no supiéramos que los locos también están fuera!
llevando una vida normal, aunque a veces brillen los actos que lo tachan de loco.
Entretenida historia.
Besitos Nike.

Rizitos eléctricos dijo...

Besos :)

Nel.la dijo...

Cuántas ganas tenía de acabar el curso y los exámenes para poder pasar por aquí con tiempo y volver a leer letras como las tuyas, además en esta historia que tanta intriga desprende.
Ya me he puesto al día releyendo también lo último que ya te comenté...
Me encanta los temas que abarcas... como sabes yo también fui una persona tachada de "loca" y como alguna vez dije, parece que en el mundo de la locura, además si convives con gente así, tu mente se abre a posibilidades que otras personas "normales" siempre rehúyen...y lo queramos o no, estas posibilidades también aportan cosas nuevas a la persona...
¿Sabes? a menudo tu relato me recuerda aquellos tiempos y aquella gente, adonde yo era otra más... pero eso sí, de manera agradable.
Un beso muy fuerte, Nike.