lunes, 19 de octubre de 2009

Cap XV

"yo mismo soy un organismo corrompido, me insertaron un circuito integrado con una frecuencia tan alta que te resultaría dificil imaginarlo, estoy aquí por que nadie me cree-¿no se te hace un lugar común que la gente no nos crea?-llevo adherido debajo de la dermis un dispositivo de 7.5 micrómetros de grosor, tan pequeño y tan infiltrado como para que mi sistema inmunológico no lo reconozca, sin suturas de por medio y sin ningún tipo de interferencia, si por allí cabría la posibilidad de un lector computarizado éste no lo podría reconocer, como ves lo han estudiado todo hasta el más mínimo detalle, se aseguraron de que si alguna vez lograra decir algo de esto las personas me tomarian como desquiciado........................tal como sucedió.
¿Si soy un peligro para ellos?, claro que lo soy, pero recluido aquí sin que nadie me crea que sentido tiene eliminarme, de querer hacerlo ya estaría muerto hace tiempo, quizá desean probar cuantos años más viviré o que consecuencias futuras me traería el implante, en fin, estoy condenado, pero antes y perdona por contarte por que podrían estar oyendonos y llegar hasta ti y quien sabe quizá experimentar contigo, pero no creo que en esta situación ni lo uno ni lo otro te interese, más bien creo que te harían un favor-sigues torturandote con la muerte de Maria Iribarne ¿verdad?, que como lo śe; Querido Juan Pablo yo mismo leí tu historia cuando en ella te mofabas de la gente, cuando menospreciabas su intelecto y cuando estabas seguro que te iban a leer........"piensen lo que quieran: me importa un bledo; hace rato que me importan un bledo la opinión y la justicia de los hombres. supongan, pues, que publico esta historia por vanidad, al fin de cuentas estoy hecho de carne y hueso y me parecería muy injusto que exigiesen de mi, precisamente de mí, cualidades especiales; uno se cree a veces un superhombre, hasta que advierte que también es mezquino, sucio y pérfido".................Me acuerdo cada una de tus palabras y ahora te tengo enfrente mio, ahora soy yo el que te voy a contar mi historia asegurandome que la escucharas y te lo cuento sabiendo lo que te puede pasar. pero no es nada personal, lo hago por no sentirme solo, voy a intentar que me comprendas para al menos saber que alguien algún día me creyó, para poder darle cierto sentido a mi miserable vida.
Hace un par de años trabajaba para" ellos" en un proyecto secreto para analizar los componentes de ciertos fluidos orgánicos que evidentemente no había visto jamás, el área era inmensa y nos dividían en grupos de trabajo por decirlo así, al frente de donde laborábamos existían otras bases y muchos guardias con armas muy extrañas una especie de ciencia ficción, me hacía recordar al proyecto manhattan y esas cosas que había visto por televisión y en parte era lo mismo, me refiero a la misma rigurosidad y eficacia pero claro con instalaciones modernas y muy avanzadas, nos pasábamos días enteros mirando en el microscopio extrañas células que nadie había visto jamás, hacíamos el contaje respectivo y almacenábamos los datos que día a día venían a chequear, vi con mis propios ojos unos humanos muy altos y blancos trasladandose en una caja hermética una especie de mininave vertical de una sola persona no se miraban entre ellos ni hablaban, parecían que venían de muy lejos en el tiempo y escudriñaban siempre en el vacío al frente de ellos unos hombres les hablaban como si los conociesen o al menos como si ya los habrían visto antes, fue entonces cuando me descubrieron y lueo de golpearme optaron por dejarme libre no sin antes meterme esta cosa que llevo dentro, preferiría que fuera una bomba asi podría hacerla estallar de una vez tantas veces me mordi la mano como buscando algo como la escena de mente brillante cuando ensangrentado en un rincon jhon Nash se escrutaba el brazo, hubo un tiempo en que pensé que estaba loco y creo que hubiera sido mejor que lo estuviera, no sabes como duele la cabeza cuando tienes todos estos recuerdos desafortunadamente todo fue verdad, mi reclusión fue verdad y sé lo que he visto y sé también que me están escuchando, tengo fe que algún día pueda olvidarme de todo o tan solo que la gente no me mire con desdén............como tú ahora."

3 comentarios:

Karol_a dijo...

Hola Nike.
Qué tal espero que muy bien.
Bueno no acabo de entender mucho la historia, antes pensé en un manicomio, ahora me parece más una cárcel del estado.
Pero de todas formas sigues narrando muy bien y la historia es buena. Un placer leerte siempre.
Un beso.

Nel.la dijo...

Hola!!
Qué tal? yo... bueno, estoy teniendo algunos problemas de salud que me dejan demasiado tiempo en cama, así que el resto del tiempo lo paso salvando mis sueños: el piano, y apenas tengo tiempo para escribir o pasar por aquí, pero lo echo de menos. Al menos esta vez los problemas son ajenos a mí, es decir, que son físicos... espero superarlo pronto, como todo lo demás...

Respecto a tu escrito, como siempre me ha hecho pensar... ¿sabes? Yo creo que, dejando de lado que el que cuenta la historia esté delirando o sea cierto, tiene que ser muy desesperante que nadie a tu alrededor te crea. Lo que menos duele no es el hecho de que lo que creas no sea verdad, sino los sentimientos que deja: de no poder confiar en nadie, tristeza, soledad... no sé, me gusta ponerme también en el punto de vista ajeno para intentar comprender, y creo que eso ayuda a abrir más nuestras mentes.

Un abrazo fortísimo!!

Carmen dijo...

Hola Nike. Yo creo que a todos nos integraron un circuito con frecuencias demasiado altas, demasiado dificiles que trastocar. ¿Qué responsabilidad es entonces la nuestra? Si lo pienso bien, me muero de angustia, y al mismo tiempo de comprensión a los que me rodean. Sus circuitos, sus imposibilidades de arrancarlos. ¿Quién se atreve a juzgarnos?
Bueno, quizás no sea eso lo que quieras decir, pero sí lo que a mí me sugiere. Me gusta mucho.