domingo, 5 de enero de 2014

El hombre al percatarse que su libertad ha sido sustraída intentará recuperarla, buscará dentro de su existencia el tiempo que le permita ser libre  culpará al trabajo y a la sociedad  por su enajenación  pero ni el uno ni el otro lo escucharán.  El trabajo es una parte sustancial en el hombre es parte de su desarrollo como persona y como expresión de ésta, la decisión de no trabajar para tener tiempo para hacer lo que a uno le guste o le motive y por ende de gozar su libertad no es muy acertada la cuestión es buscar   el trabajo que a uno le agrade, encontrar la propia libertad  en el trabajo mismo  Lo que se gana con ello no se paga con tiempo perdido  se paga con lo mismo que se compra…..libertad.