miércoles, 18 de febrero de 2015

 ¿Quién definió tus sentimientos para que seas tan mal hombre?
¿Acaso fuiste un huérfano sin padre y madre?
¿Por qué se perdió en tus ojos la luz callada de tu pueblo?
¿Por qué te avergüenzas ser un indio común?
¡No seas mentiroso, no seas ocioso, no seas ladrón!
¿Acaso no sentiste el hervor de nuestros sentimientos?
¿Acaso no sentiste el hervor de nuestros sufrimientos?
¿Por qué se endureció tu corazón como la piedra de los riscos?

No hay comentarios: